Casas de empeños: Funcionamiento

En algún momento nos podemos encontrar en la situación de necesitar dinero con urgencia y tener la puerta de los créditos cerrada. Un camino si tenemos algún bien con valor como joyas, alhajas, relojes de oro o de otros materiales preciosos, es conseguir un dinero empeñando estos objetos como garantía en los Montes de Piedad de las Cajas de Ahorro.

Tradicionalmente nuestros abuelos acudían a las Cajas de Ahorro con sus joyas para poder conseguir algo de liquidez y pasados unos meses volvían a rescatarlas cuando la situación había mejorado. Hoy con la situación económica actual muchas familias vuelven a este sistema como ayuda para llegar a fin de mes.

Las personas que quieran conseguir un préstamo de una casa de empeño deben de llevar las piezas de valor al Monte de Piedad para que le tasen el valor de los bienes, tasación que generalmente se hace en función del valor de mercado del oro o del material precioso que esté hecho el bien que llevemos. Nos concederán una cantidad que varía entre el 70 y el 80% del valor de tasación.

El préstamo se concede para plazos de entre  un mes y un año, prorrogable por uno más si al menos pagamos los intereses acumulados. El tipo al cual se fijan estos préstamos está entre el 10 y el 25% dependiendo de la entidad.

Si pasado el plazo no hemos devuelto la cantidad , la casa de empeño puede quedarse el bien y venderlo o subastarlo.

En los últimos años, además de la Cajas de Ahorro han aparecido muchas entidades que se dedican al empeño.  Nos concederán menos valor del de tasación y los tipos de interés pueden ser más altos.

Algunas de estas empresas son: EurosYa, Superefectivo.