Ayudar a los desempleados y los negocios que se crean por detrás del problema

Muchos son los que han visto en el desempleo de España un verdadero negocio, y se han creado negocios que pretenden sacarle el dinero al parado con falsas esperanzas

desempleo

La verdad es que parece increíble que con lo mucho que ha avanzado nuestra sociedad nos encontremos aún con quien quiere sacar un beneficio económico del mal ajeno, y sobre todo si ese mal es uno de los problemas más grandes que sufre actualmente España. Hablamos por supuesto del desempleo en España, y también de esos sitios web que prometen el oro y el moro, pero pagando, y en la mayoría de los casos por unos servicios que dejan mucho que desear, sobre todo por el hecho de que le quitan el dinero y juegan con la esperanza de la gente.

Hablamos de esos sitios que por ejemplo ofrecen la oportunidad de apuntarse destacando el currículum en lo que puede ser una gran base de datos en las que el que paga básicamente es el parado, en lugar de las empresas que al final dentro de lo que cabe, a pesar de que hay una gran crisis, están mejor que los desempleados que en muchos casos no tienen ni siquiera para cubrir las necesidades básicas.

Pero no solamente en este tipo de servicios en los que colocar el currículum se cometen los que podríamos llamar fraudes morales, porque no se puede decir que sea algo ilegal, pero al menos inmoral si que es. Hay otras empresas que se dedican a ofrecer ofertas de empleo en las que para entrar en la selección hay que pagar una especie de tasa, y con millones de desempleados que acumulamos en España, muchos de ellos dispuestos a todo por un puesto de trabajo ¿cuánto dinero se están sacando?

Así eso de ayudar a los desempleados, que podría ser una gran buena causa en tiempos de crisis, se convierte en un negocio más; en un negocio en el que los que pagan son los de siempre, los desempleados que se han quedado en el paro por una crisis que no provocaron y con unas consecuencias de las que ellos no son cómplices sino las víctimas de ella.

Yo la verdad es que me quedo alucinada con lo que a veces llegamos a hacer algunos seres humanos. Y habrá que recordar de vez en cuando hay que acordarse que lo primero son las personas, y no el dinero. Y aunque todos necesitamos dinero para vivir, mejor nos iría intentando ahorrarlo que timando a otros. Porque se mire por dónde se mired, aunque no sea delito, lo que hacen estas páginas es un verdadero timo.

Imagen: ANSESGOB